Followers

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Solo Dime Algo (parte 1)

Sophie POV

-¿Cuándo me vas a presentar a tu padres?- volvió a preguntarme Dylan mientras esperábamos en las fila del cine. Mantenía sujeta mi cintura con sus enormes brazos y me daba pequeños besos en el cuello

-Ya te había dicho que ellos son personas muy ocupadas, y no siempre tiene tiempo libre.- le explique

-Pero Sophie.- el me miro algo serio.- tenemos 3 meses saliendo y ni siquiera me has presentado a tus padres o siquiera visitado tu casa

-Cariño.-use el mismo tono condescendiente para evitar este tipo de plática. Pase mi mano sobre su frente para apartar su flequillo.- cuando ellos regresen de su viaje de negocios, tratare de convencerlos para que te conozcan.- le prometí-pero no lo haría

-Espero que no sean una clase se snobs.- comento dándome otro beso

-Eh….no lo creo-son algo difíciles.- y no ni idea de cómo eran, en especial mi madre

-Estoy seguro de que les voy a agradar-ya sabes que yo tengo cierto encanto.-me guiño el ojo y yo reí. Dylan a veces era tan inocente, que me sentía mal por mentirle acerca de mí.

-Lo que tú digas galán.- le di un pequeño beso en la nariz

-Creo que si sigues así, no responderé a mis actos.- dijo con una pícara sonrisa

-¿Ah sí? Y que me harías.-

-Ahora no se me ocurre nada….pero estoy seguro, que dentro de la sala del cine, en la oscuridad, se me ocurrirá algo cuando te este besado.- se encogió los hombros y volvió a sonreírme

Sentí como me ruborizaba por lo que me había dicho.- shhhh.- le tape la boca y volteé a mirar hacia los lados.- no digas eso Dylan, la gente puede pensar mal.- trate de no reír pero me era algo difícil.- ere un depravado Dylan ¿Cómo se te ocurre decirme semejante cosa? - fingí estar ofendida, pero al ver su rostro comencé a reír de nuevo

-No haga eso Sophie, de verdad pensé que estabas molesta.-

-Eres tan fácil de engañar.- -Haha y más Ha, pero que graciosa, mira como me estoy retorciendo de la risa.-

 -Eres un amargado.-

-Pero bueno…. ¿te gustaría intentar lo que te mencione? – al ver como arquee la ceja, continuo.-me refiero a lo de los besos, no a lo otro….pero si tú quieres seguir, no se…aprovecharte de este pobre e inocente… ¡auh! – le di un pequeño golpe, lo cual hizo que él se sobara el brazo.

-No sigas diciendo ese tipo de cosas Dylan, hay gente que nos ve.- volví a mirar hacia las lados-tenía razón, unas cuantas personas en la fila se nos habían quedado viendo, de pronto sin querer mire había el bosque, donde me había parecido ver una extraña sombra que se ocultaba entre los arboles; no me tomo mucho tiempo en saber de qué se trataba. Odiaba sentirme vigilada y mucho más al serlo por ella-creo que ya era hora de aclarar las cosas….

Dylan coloco su brazo sobre mi hombros y con su otra mano, tomo la mía y entrelazo sus dedo con los míos-su toque era tan cálido que me hizo estremecer- bueno, él siempre lo hacía, lo cual nunca lo he logrado de entender.- ya va a comenzar la función.-dijo a mi oído.- creo que me vas a tener que compensar ese pequeño golpe que me diste

-Tan grande y se queja cono un niño.- me burle. No logro entender porque puedo estar tan relajada a su lado, normalmente yo siempre estoy manteniendo el control y no dejo que mis emociones me dominen, pero…. ¿por qué Dylan siempre me hacía sacar ese otro lado de mí?

-¿Sophie?

-¿Si? –

-Hmm…Bueno-No lo sé Sophie….pero hay veces en las que pareciera que tuvieras miedo de que conozca tu vida o que yo me involucre en esta.- comento cuando caminábamos hacia la sala Me pare en seco por un momento, lo mire algo nerviosa, pero él se notaba tan sereno, así que me forcé a sonreírle.

-¿De que estas hablando Dylan? No es nada de eso, es solo idea tuya. Hay que darnos prisa o nos quitaran los mejore lugares.-tome su mano y lo apresure

Entramos al cine y vimos la película-bueno, a decir verdad no la vimos, ya que nos pasamos la mayor parte besándonos en la sala- en realidad me sorprendía el poder de persuasión que tenía Dylan en mí. Se suponía que era yo la que era experta en eso, pero no me quejaba. Al salir del ya estaba lo suficientemente oscuro.

-Sera mejor que me marche a mi casa, ya es tarde.- Le di un beso de despedida a Dylan y me dirigí a mi casa.

-Te acompaño a tu casa.- Dylan tomo mi mano.- así te cuidare si algún granuja se quiere pasar de listo.-

-No es necesario Dylan, yo me puedo defender muy bien.- solté su mano-aunque no quería hacerlo- y seguí caminando.-además, yo me puedo cuidar muy bien sola, no necesito de un guardián.- le dije

-Oh vamos Sophie, solo déjame acompañarte hasta tu casa, y así por fin la conoceré.-

-Sera mejor para otra ocasión ¿no lo crees?

-Sophie, siento que no es justo esto, tú conoces mi casa, has estado muchas veces ahí, y yo ni siquiera sé dónde vives.

-Sí, pero tu casa es muy acogedora y muy alegre, en cambio la mía es aburrida y no tiene nada interesante- >y, cuando estoy en ella siento que me asfixio, quiero estar lo más lejos de esta, se siente tan fría y desolada<;.-pensé

-Lo que digas. Pero creo que será mejor que yo juzgue eso.-acaricio mi mejilla y me dio un beso, que hizo que mi piernas me temblaran

-No creo que sea necesario. Es mejor que no vayas.-

 El que se quedó en silencio por un momento, mirándome confundido.- ¿Ves? De esto te estaba hablando cuando estábamos en la fila.-dejo caer su mano.- Es como si trataras mantenerme alejado de ti, al no contarme nada ¿Qué es lo que quieres ocultarme? - dijo algo molesto

-No se dé que hablas Dylan, son ideas tuyas.-negué rápidamente

-¿Por qué haces eso? – pregunto algo frustrado

-¿Hacer que Dylan?

-Eso.-contesto más furioso.- siempre cuando trato de saber algo de ti, tú siempre evades mi pregunta o simplemente la ignoras, estoy cansado de eso Sophie. Por dios llevamos tres meses y prácticamente no sé nada de ti. -

¿Y qué rayos es lo que quieres saber? -sentí como mi voz se estaba elevando por lo que trate de controlarla a ella y a mi cuerpo.- mi vida no tiene nada de especial

-Quiero saber lo que sea. Quiero conocerte realmente Sophie. Quiero saber cualquier cosa, como por que no quieres que conozca a tu padres, donde vives o como es tu casa, si tienes alguna mascota o de qué color es tu habitación…. ¡por dios Sophie, ni siquiera sé cuál es tu apellido!

-Vaya.- me cruce de brazos aparentando estar tranquila, pero no era así.- no sabía que para estar con alguien se necesitaba saber ese tipo de cosas.-

-Pues aunque no lo creas, “eso” como tú le dices, en realidad es algo llamado confianza- cosa que por lo que veo tu no piensas compartir conmigo.- dio un paso atrás. Quise acercarme pero él no lo permitió-no lo culpaba.-sabes que Sophie-será mejor que me marche, no puedo seguir más con esto.-pude ver la tristeza en su ojos. se giró y camino lentamente; sentía como mi corazón se encogía al verlo marcharse-diablos como desearía poder entrar en su mente y borrarle todo recuerdo referente a nuestra pelea, pero no podía-bueno más bien no quería hacerlo- me sentía que lo traicionaba al hacerlo.

Me quede ahí parada viendo como él se iba alejando de mí. La noche estaba realmente tranquila y silenciosa, el único sonido que se escuchaba era el de los arboles moviéndose por el frio aire, también el de los grillo y el croar de las ranas, pero sobre todo el de las lentas pisadas de Dylan alejándose cada vez mas de mí.

Apreté con fuerza mis puños- sentía como un horrible nudo se formaba dentro de mi garganta, el cual no podía quitármelo, mire al suelo incapaz de poder hacer algo-quería decírselo-todo-pero no podía, no tenía permitido-en realidad mi relación con él nunca tuvo que haber pasado en primer lugar; me aclare un poco la garganta, esperando que el nudo se desvaneciera.-Ro-Roofdier.- musite con la vista clavada en el suelo.- mi apellido es Roofdier.- le repetí. Dylan se detuvo pero no se giró para mirarme-dios ¿pero qué estaba haciendo? Después de decirle mi apellido, al parecer mi boca no deseaba callarse.

- Mi color favorito es el verde. No tengo ninguna mascota, nunca en toda mi vida he tenido una-me gusta la lluvia. Mi habitación es de color blanco-aunque este es un color que casi siempre se ensucia, pero aun así me gusta. Y….realmente no quiero que vayas a mi casa porque es tan fría y solitaria que me hace sentir vacía y en cambio en la tuya me siento realmente libre y ser alguien mejor-en especial cuando estoy a tu lado.- mi voz comenzaba a quebrarse y no lo entendía ¿Por qué diablos una persona como él podía hacerme eso a mí- una persona como yo-?

Dylan no menciono nada cuando yo le estaba hablando. Cuando termine de hacerlo, estaba ansiosa, quería saber que me diría-pero en cambio él no lo hizo, solo se limitó a dar una larga exhalación y siguió caminando….y no lo culpaba, yo habría hecho lo mismo.

0 mordeduras:

Publicar un comentario en la entrada